Las decisiones que tomamos pueden cambiar el mundo.
Sólo hay progreso real cuando los beneficios de una nueva tecnología están al alcance de todos.
Kiasma trabaja en sinergia con la ciencia para el desarrollo tecnológico en la transición energética a favor del proceso de descarbonización y la reducción de la dispersión de micropartículas en el ecosistema marino.